viernes, 28 de marzo de 2008

Historia (VIII) : Disco Duro

La leyenda del disco duro parace remontarse a 1952, año en el que IBM crea en San José (California) el primer laboratorio dedicado exclusivamente a la investigación y desarrollo de dispositivos de almacenamiento. A la cabeza de este proyecto se encontraba Reynold Johnson, ingeniero de la conocida marca que ya destacaba en la invención de dispositivos mecánicos y electromagnéticos (inventor de los primeros correctores automáticos de exámenes). La idea de un dispositivo magnético de almacenamiento consistente en una superficie giratoria y una cabeza que pudiera leer y escribir impulsos magnéticos sobre ella comenzaba aquí.

Aproximadamente dos años después Johnson completaba este proyecto, que originalmente (y como casi todo en la informatica hace unos años) sólo beneficiaria a los militares estadounidenses. El RAMAC (“Random Access Method of Accounting and Control”) fue el primer disco duro de la historia de la informática. Contaba con 50 platos de 24 pulgadas de diámetro que giraban a una velocidad de 1200 rpm, un tiempo de acceso medio de 1 segundo y la entonces increible capacidad de 5 megabytes.

Gracias a este dispositivo y las mejoras que realizaría algunos años más tarde (el RAMAC-350), Johnson se haría merecedor de diversos premios. “International Historic Mechanical Engineering Landmark” en 1984, la “National Medal of Technology” en 1986 y el “Award for the Advancement of Information Storage Technology” en 1992.

En 1973 aparece la tecnología de disco Winchester, cuyos 30 MB con 30 ms de tiempo medio de acceso consiguieron que sus creadores le dieran el nombre del conocido rifle.

Desde entonces, la evolución del disco duro ha tendido hacia la miniaturización, el aumento de capacidad y la mayor velocidad. Y no sólo desde el punto de vista electromagnético. Hoy en día la aerodinámica e incluso la mecánica cuántica son claves en la fabricación de un disco.

La capacidad se ha visto aumentada a la vez que reducían el numero de platos que componían un único disco duro gracias a que en la actualidad, la tecnología de los discos nos permite almacenar mucha más informacion en menos superficie. De un disco de 171 MB con dos platos de 3,5 pulgadas que podía almacenar 38400 bits por pulgada, hemos pasado a discos de 60 GB que en el mismo número de platos del mismo tamaño llegan a almacenar mas de 540 MB por pulgada.

La velocidad también ha aumentado espectacularmente. Mientras que nuestro disco de 171 MB giraba a 3800 rpm, el de 60 GB gira a a 7200 RPM y puede alcanzar velocidades de transferencia de hasta 100 MB/s.

Actualmente existen discos duros externos portátiles que cabe perfectamente en un bolsillo por lo tanto puede llevarla a cualquier lugar. Se conecta al ordenador a través del puerto USB. Puede almacenar todos sus documentos, para ello cuenta con una velocidad de transferencia de hasta 480 Mb / seg. y de 80 GB de espacio en el disco duro.

No hay comentarios: